“EL CAMPO DE GOLF”

Comencemos diciendo que hay diferentes campos de golf, aunque por excelencia un buen campo de golf, debe contar con 18 hoyos. Cada uno de ellos con sus correspondientes par (par 3, par 4 y par 5) correspondiéndoles a cada uno de ellos, un tee de salida y un green.
Algo curioso y desconocido por muchos jugadores, es que los hoyos, cada uno de ellos y de forma independiente, también tienen handicap asignado desde handicap 1 a handicap 18, siendo este hecho una referencia para el jugador, pues el handicap del hoyo no es otra cosa que el indicativo de dificultad basándose en su diseño, es decir un hoyo con handicap 4 es más complicado que un hoyo con handicap 8.
El handicap de los hoyos, es el baremo por el cual se reparten los puntos de handicap del jugador, recibiendo estos puntos en los hoyos de handicap más bajo del campo. Cuando su handicap es inferior a 18 y no le corresponde punto por hoyo, es decir un jugador con handicap 3 le corresponde punto en el handicap 1 handicap 2 y handicap 3 del campo, debiendo jugar los 15 hoyos restantes al par del hoyo sin puntos para lograr cumplir su handicap.
Handicap es la ventaja que el campo ofrece al jugador traducido en golpes de ventaja, el jugador con handicap alto o máximo 36, en el caso de los caballeros, recibe 2 puntos por hoyo de ventaja hasta ser capaz de rebajar ese numero de golpes en competición oficial, y será entonces cuando al jugador le corresponderá bajar su handicap, y seguir mejorando sus resultados para ir recibiendo cada vez menos puntos de handicap por parte del campo y de esa forma llegar a handicap bajo, indicativo de buen nivel de juego.
En el caso de los Jugadores Profesionales, handicap 0 debemos cumplir el recorrido sin recibir puntos de handicap, y tratando de completar el recorrido en el par total de campo.
Los campos de golf que cuentan con un recorrido de 18 hoyos, tienen una longitud total aproximada de 6.100 metros, los cuales cuentan con un par total de 72 golpes, aunque esto puede variar en algunos casos.
El recorrido de 18 hoyos, se divide en dos vueltas de 9 hoyos para jugadores que prefieran jugar una vuelta más reducida, empleando 2 horas y media de juego y no cerca de 5 horas de tiempo aproximado que se tarda en jugar 18 hoyos.
Las competiciones oficiales deben jugarse obligatoriamente a 18 hoyos como mínimo y en campo debidamente homologado por la Real Federación Española de Golf.
Los campos de golf mejor valorados, son normalmente los diseños más antiguos, fundados como club de golf hace décadas y que poseen recorridos muy hechos, totalmente desarrollados en su vegetación y asentamiento de terreno donde se disputan las competiciones más importantes a nivel internacional, el Club de Campo Villa de Madrid es un claro ejemplo de este tipo de recorridos.
Los campos más actuales, de reciente construcción, incorporan más obstáculos de agua artificiales (lagos) para de esa forma, utilizarlos para el propio riego del campo, pues el problema del agua es el principal a la hora de la construcción y mantenimiento de un nuevo campo de golf. Por otro lado son recorridos donde se trata de aumentar la longitud de los mismo para compensar el aumento de distancias, que proporciona la constante evolución del material.
Me consta, que para diseñar campos de golf, se trata siempre de respetar toda la flora autóctona del propio terreno, aportándola al propio recorrido para de esta forma enriquecer el entorno del mismo.
Otro tipo de campos de golf, en donde por diferentes motivos sus dimensiones son más reducidas (Pitch and putt, recorridos de pares 3, etc.) donde el jugador puede desplegar todo su juego pero con limitaciones, son de más rápido ritmo de juego pero muy divertidos para los jugadores, incluso para los de buen nivel o handicap bajo.
Quisiera destacar en este artículo, un tipo de campo de golf que me llama mucho la atención, y al cual personalmente doy un valor muy alto, primero por lo que significa y después por los medios tan reducidos con los que suelen contar este tipo de recorridos, son los llamados campos rústicos.
Normalmente cuentan con nueve hoyos, con green y tee de arena al estar enclavados en terrenos rústicos, construidos muy habitualmente por un grupo de aficionados al mundo del golf.
Al mismo tiempo he tenido la oportunidad de jugar otro tipo distinto de campos de golf, los virtuales, recorridos simulados donde se juega con material real, pudiendo cambiar de recorrido, modalidad de juego, etc. con un solo “click”, estos personalmente me gustan menos, pues pese a estar muy conseguidos por el realismo que ofrecen están muy limitados respecto al juego real.
Los campos de golf son todos distintos unos de otros, lo cual proporciona al jugador la posibilidad de jugar de forma diferente cada uno de ellos, cambiar de campo es una de las motivaciones principales del jugador, el cual busca conocer los diferentes diseños de cada uno de ellos.
La situación geográfica del campo es determinante, pues no tiene nada que ver un campo situado al norte con un situado al sur, la altitud es importante y la proximidad con la costa en cuanto a exposición al viento, también hace de estos campos por lo menos característicos.
Me gustaría aprovechar este articulo, para destacar que nuestros campos de golf atraen turismo de calidad, ofrecen puestos de trabajo, son refugios de flora y fauna próximos a grandes ciudades, son terrenos deportivos los cuales comienzan a tener carácter público y es punto de encuentro deportivo-social de muchos aficionados al golf diariamente, por lo que entiendo que no deberían ser tan criticados desde determinados sectores, cargando indiscriminadamente contra todo lo que lleva la palabra “golf”.
Espero que este articulo les ayude a entender e imaginarse por un momento en un campo de golf, es una experiencia inolvidable por la belleza que atesoran.